Mindfulness es una práctica que consiste en mantener la atención consciente.

Los estudios científicos han demostrado, que un estado de atención consciente ayuda no solo a reducir el estrés o la ansiedad, sino también a ser más creativos, a poder juzgar y valorar las situaciones con mayor claridad, a aumentar la resistencia emocional y a disfrutar más de lo que se está haciendo.

Mindfulness, consiste en aprender a centrar la mente de forma consciente en la experiencia del presente, del aquí y del ahora, sin ideas preconcebidas, sin emitir juicios, y libres de toda expectación.

En los últimos 30 años ha habido un aumento muy importante en la investigación en Mindfulness. Las investigaciones demuestran que su práctica es útil en el tratamiento del dolor, del estrés, de la ansiedad, en la depresión, los trastornos alimenticios y las adicciones, entre otros problemas. También es útil para las personas que no tienen ninguno de estos problemas, y los estudiantes la encontrarán especialmente útil, pues con su práctica les costará menos centrarse en sus estudios.

Es un proceso en el cual adquirimos el roll del observadores, prestando atención a todo cuanto nos rodea, a nuestras emociones y a nuestros pensamientos. Experimentar el momento presente con todos los sentidos, observar el “ahora” sin juzgar, sin evaluar, sin reaccionar.

El interés por esta practica está aumentado en todo el mundo, surgiendo cada vez mas y mas publicaciones e investigaciones referentes a su aprendizaje y beneficios. Y es que la verdad acercar el término meditación, tan alejado a veces e inaccesible otras,  a la realidad de hoy en día, es otorgarle un carácter  mucho mas llevadero, claro y comprensible. Adaptar la meditación a nuestro día a día, favorece nuestra existencia y nos enseña los beneficios que se adquieren al llevar una vida consciente. 

La atención es un músculo que se debe entrenar” 
Daniel Goleman